Eugenio Siragusa

EL ANUNCIADOR.
“Soy el Anunciador porque debo ser y no porque quiera ser.
Soy porque la sublime luz del Creador ha querido que yo fuese.
Soy una pequeña luz de la gran luz, consciente de ser por su santa voluntad.
Estoy para servir, para ser palabra y acción de la suprema voluntad del Altísimo.
Estoy para anunciar y consolar.
Estoy para amar y guiar a aquellos que están en el mundo, pero no son del mundo.
Estoy en espera del retomo de aquel que me ilumina, me guía y me sostiene por divina voluntad del Padre Glorioso.
Estoy para ser su voluntad.”

QUIEN SOY.
“He permanecido sobre la Tierra para testimoniar las promesas del Maestro Jesús-Cristo y para preparar a los que El ha elegido para ser la sal y la levadura de su reino en el mundo. És el tiempo de que os manifieste, hermanos y hermanas, quien fui y quien soy
ahora, por voluntad de los cielos.
No digo que soy el Cristo, porque no lo soy.
No digo que soy un maestro, porque no lo soy.
Pero digo que soy hermano en el espíritu de Jesús y como El ha querido, su discípulo, todavía viviente en medio de vostros.
Me llamaron Juan y el espíritu de Jesús cohabitó en alegría con mi espíritu antes de volver a tomar su cuerpo, convertido en inmortal por la divina luz de Cristo.
Antes de ser quien en este tiempo soy, fui Giordano Bruno, iluminado por la Verdad, perseguido y muerto.
Hoy soy quien vosotros conocéis para cumplir cuanto me ha sido confiado por Aquel que amo más que a mí mismo y al cual me he dado enteramente, antes incluso de que fuese.
Esto os anuncio en breve, a fin de que cada uno de vosotros sepa que estoy pronto, en unión de las almas dilectas que, como yo, están viviendo en Cristo y operan al unísono
con el hijo del hombre, Jesús, Maestro de vida y de Verdad.” ( Eugenio Siragusa ) – libro El Anunciador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *